Estrategias para afrontar el estrés

Estrategias para el estrés
Lectura de: 3 minutos

Actualmente tener una vida acelerada, llena de múltiples ocupaciones y estrés es algo común, sin embargo existen estrategias para reducir sus efectos negativos. A esto se le llama Afrontamiento, un concepto que se refiere a las acciones y pensamientos que se utilizan para reducir, minimizar, dominar o tolerar las demandas internas y externas de una situación estresante.

Las estrategias de afrontamiento podemos dividirlas en dos tipos:

  1. Aquellas que se centran en el problema y persiguen un fin: la persona que tiene estrés desarrolla un plan de acción para solucionar la situación que le causó esa reacción.
  2. Aquellas centradas en las emociones, las cuales tienen como característica la regulación de dichas emociones.

Comúnmente, usamos una mezcla de ambas. Cuando consideramos que las circunstancias pueden cambiar, nos centramos en el problema y cuando no es así, nos centramos en manejar lo que sentimos.

Por ejemplo:

  • Divide las tareas, jerarquiza y organiza actividades.
  • Céntrate en ver las cosas como un reto positivo y no como una amenaza.
  • Trata de resolver los conflictos personales lo más pronto posible.
  • Suelta tu deseo de controlar la incertidumbre, la total seguridad no existe.
  • Pide ayuda a amigos, familiares, compañeros de trabajo, médicos, psicólogos, etc. cuando lo necesites.
Cómo te has dado cuenta las estrategias frente al estrés que son útiles tienen una combinación de ambos enfoques.

Quisiera resaltar un detalle: cuando mencioné las estrategias centradas en el manejo de nuestras emociones, hablamos de algo que aparentemente está en tus manos. No obstante, el hecho de que sea algo que está en nuestro control, no quiere decir que todos sepamos o nos sea fácil hacerlo. La realidad, es que nos conocemos poco, y conocer de donde surgen las emociones, y cómo aprender a relacionarnos con ellas para que no nos secuestren, requiere que nos entrenemos.

Lo responsable para uno mismo es hacernos la vida más fácil y disfrutable, acudir a terapia no es malo.

En terapia, puedes aprender a conocerte a ti mismo y saber cómo usar las emociones a tu favor, aprender habilidades y moverte con mayor libertad y eficacia en una vida que fue hecha para disfrutarse.

Puedes agendar con un psicólogo de Te Queremos Escuchar para practicar en terapia las estrategias de afrontamiento del estrés que sean más útiles para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.