6 estrategias para combatir el estrés diario

estrés diario
Lectura de: 5 minutos

En este blog te compartimos 6 estrategias para combatir el estrés diario. Sabemos que el estrés es parte de nuestro día a día y que puede ser desgastante, aunque recuerda que no todo el estrés es malo

¿Tu día a día se parece a lo siguiente?:

Despertamos temprano por la mañana y comenzamos a organizar las actividades que tenemos programadas para el día. Salimos de casa y, mientras manejamos o vamos en el transporte público, estamos al pendiente de los autos que van pasando y de la gente que va apurada para evitar cualquier accidente. Llegamos al trabajo y comenzamos a revisar las prioridades del día y la lista de pendientes que hemos estado postergando. Nos mantenemos dinámicos y enérgicos. Hacemos malabares con nuestras actividades y esperamos con ansias el final del día. Llegamos a casa y las actividades no paran. Contamos los minutos de descanso pero no son suficientes. Con el cansancio acumulado nos embarcamos de nuevo en el ajetreo del día siguiente.

Y ni hablar de los cambios que la cuarentena ha traído. Para algunos significó un descanso de la rutina y para algunos otros, una mayor acumulación de actividades.

El estrés diario

El entorno en el que vivimos está en constante movimiento y cambio. El estrés, como estado de activación del organismo, nos da el combustible necesario para enfrentar las demandas de la vida cotidiana.

Una cantidad de estrés óptimo, produce un estado de alerta que nos permite ser productivos; despierta la creatividad y la iniciativa dando lugar a una sensación de confianza, control y capacidad para realizar con motivación éxito las tareas diarias.

El problema es cuando el estrés se vuelve crónico y sobrepasa nuestros recursos para enfrentar las situaciones.

Por ejemplo, solemos culpar a las demás personas por el tránsito, por nuestra carga de trabajo o por cualquier otra razón que nos haga sentir que la presión aumenta. Pero, detengámonos un momento a evaluar la situación: ¿cuántas veces se nos hace tarde por la mañana? ¿cuántas veces postergamos nuestras actividades y las hacemos en el último momento?

En muchas ocasiones, somos nosotros lo que intentamos abarcar más de lo que nuestro cuerpo y capacidades nos permiten, y terminamos sintiendo que nos ahogamos por la altura en la que colocamos nuestro nivel de exigencia. Cuando nos excedemos un día tras otro, el descanso no es suficiente para restaurar el equilibrio.

La clave para saber cómo y por qué nos afecta el estrés radica, principalmente, en cómo percibimos, afrontamos y gestionamos las situaciones que, consideramos, son estresantes. 

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar que el estrés se prolongue por días o semanas y afecte nuestra salud?

6 estrategias para combatir el estrés diario

1.Planificar y establecer prioridades. Decidir qué asuntos representan prioridad y cuáles pueden esperar, esto incluye aprender a decir “no” a tareas nuevas si nos sentimos abrumados.

2. Control emocional. La respuesta del estrés se relaciona directamente con las emociones. Por lo tanto, esta estrategia tiene como objetivo regular y canalizar los sentimientos negativos a través del aprendizaje de técnicas de relajación, control de respuestas, manejo de impulsos, entre otras.

3. Búsqueda de apoyo social. Consiste en acudir a personas cercanas, con quien se tenga la suficiente confianza para compartir los problemas, y obtener apoyo o consejo para hacerles frente. En casos más complejos, se recomienda buscar apoyo profesional.

4. Reevaluación positiva. Se busca cambiar el foco de atención y buscar los aspectos positivos que pueden obtenerse de la situación. Recordemos que cada experiencia, por negativa que parezca, es una oportunidad de aprendizaje.

5. Desarrollo de actividades placenteras. Identificar las actividades que generan satisfacción personal y funcionen como distanciamiento del estrés cotidiano. Por ejemplo, actividades deportivas, recreativas, sociales, artísticas, de ocio, etcétera.

6. Autocuidado. Evaluar cómo es nuestro estilo de vida. Una buena alimentación, realizar ejercicio o actividad física frecuente y, sobretodo, un buen descanso, son acciones esenciales para enfrentar el estrés y contrarrestar sus consecuencias negativas.

Cada quien puede reflexionar acerca de las acciones que lo caracterizan para enfrentar las situaciones demandantes, y preguntarse sobre las consecuencias que estas traen a su vida.

El primer paso consiste en reconocer que, algunas de ellas, no resultan ser eficaces o positivas y se convierten en factores de mantenimiento de las respuestas negativas. Sin embargo, las estrategias de afrontamiento, tanto positivas como negativas, están bajo nuestro control.

“La mejor arma contra el estrés es la habilidad para elegir un pensamiento sobre otro.” – William James.

TeQueremosEscuchar.com pone a tu alcance la posibilidad de cambiar, fortalecer o aprender nuevas estrategias para combatir el estrés diario.

AGENDA CITA AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.